Herramientas técnicas

Indicadores de abuso sexual infantil
Algunos datos informativos acerca del abuso sexual infantil

NOTA IMPORTANTE

La mayoría de los indicadores pueden ser provocado por otras causas también. Es decir, cada uno de estos indicadores no significa necesariamente, por sí solo, que estemos frente a un abuso sexual. Es muy importante ponderar cada uno en su contexto, pues podemos llegar a conclusiones equivocadas.

(Hay otras circunstancias que podrían provocar este tipo de indicadores, como por ejemplo: divorcio de progenitores; violencia intra-familiar; muerte de ser cercano o mascota; problemas en el colegio o con compañeros; otros eventos estresantes.

Indicadores comunes
  • Pesadillas u otros problemas de sueño sin explicación.
  • Cambios repentinos en hábitos alimenticios (rechazo a comer o incremento drástico en el apetito; problemas para tragar.
  • Cambio repentino en el comportamiento (rabia, miedo, inseguridad, auto-retiro).
  • Señales de querer hablar de problemas sexuales.
  • Escribir, dibujar, jugar o soñar con imágenes terroríficas.
  • Rechazo a hablar acerca de un secreto con un adulto.
  • Pensamientos acerca de sí mismo o de su cuerpo como repulsivos, sucios o malos
  • Comportamientos sexualizados inadecuados para su edad.
Indicadores en menores de 6 años
  • Conductas regresivas (control de esfínter, lenguaje)
  • Tener conocimiento de nuevas palabras para referirse a las partes privadas del cuerpo
  • Resistencia a sacarse la ropa en horarios apropiados
  • Buscar contactos sexualizados con otros niños
  • Imitación de conductas sexuales adultas (con su propio cuerpo, juguetes o animales)
  • Miedo a ser dejado con personas específicas
Indicadores en adolescentes
  • Autolesiones
  • Higiene personal inadecuada
  • Abuso de substancias (alcohol, drogas)
  • Promiscuidad sexual
  • Huir de casa
  • Depresión
  • Intentos o ideaciones suicidas
  • Miedo a la intimidad
  • Dietas o comidas compulsivas
  • Disociación
  • Desorden alimenticio (anorexia, bulimia)

(Insistimos en que cada uno de estos indicadores pueden corresponder a otras situaciones estresantes que el menor de edad esté viviendo y que incluso pueden ser propios de la adolescencia; llamamos a acudir a un profesional en caso de dudas).

Indicadores físicos graves
  • Dolor, sangramiento, flujos en los genitales o en el ano
  • Dolor recurrente y persistente en la zona púbica o mientras orina
  • Enfermedades de transmisión sexual
  • Embarazo
Bibliografía útil

An Epidemiological Overview of Child Sexual Abuse, Mannat Mohanjeet Singh, Shradha S. Parsekar, and Sreekumaran N. Nair. Journal of Family Medicine and Primary Care. India. 2014 Oct-Dec; 3(4): 430–435. Aquí

“Coping with child sexual abuse among college students and post-traumatic stress disorder: the role of continuity of abuse and relationship with the perpetrator”. Cantón-Cortés, Cantón J. en Child Abuse and Neglect, 2010. Ver aquí

  1. Más del 95% de las denuncias de niños, niñas o adolescentes de haber sido víctimas de algún tipo de agresión sexual son verdaderos. (Se puede decir que entre 1 y 4% de las denuncias son falsas, según algunas investigaciones)
  2. La edad promedio de las víctimas es de 12 a 14 años en el caso de las niñas y entre 6 a 8 años en los niños (Ministerio Público, 2015).
  3. La edad promedio de develación es de 26 años (Roesler y Weissemann, 1994; Muñoz, 2015). Por lo que los niños, niñas y adolescentes pueden pasar en promedio de 14 a 16 años en silencio.
  4. El 56% de las víctimas devela posteriormente a los 18 años (Roesler y Weissemann, 1994).
  5. De acuerdo con el Ministerio Público, el número de denuncias relacionadas con abusos sexuales ha ido aumentando desde el año 2005, representando alrededor del 1,4%. En Chile hay 19.193 denuncias al daño por delitos sexuales 15.044 corresponden a víctimas menores de edad, lo que corresponde al 78,39% de las denuncias. (Ministerio Público, 2015)
  6. El hecho de que los niños, niñas y adolescentes sean dependientes de los adultos y que además sean frágiles, los hace vulnerables a varios tipos de abuso, entre ellos el sexual.
  7. Los niños, niñas o adolescentes que presentan algún tipo de discapacidad intelectual o de comunicación, son mucho más vulnerables al abuso sexual infantil.
  8. El 81% de las víctimas son mujeres y el 18% hombres.
  9. El 80% de las denuncias señalan que el abuso ocurrió en ambientes de confianza (familia, colegio, parroquia, familia ampliada, barrio).
  10. En el 2013, ingresaron 43.292 niños al sistema de protección de SENAME, de los cuales un 21% correspondió a víctimas de abuso y explotación sexual. (Ministerio Público, 2014)
  11. Según el Servicio Médico Legal, la mayor cantidad de pericias forenses se concentró en niños y niñas de 0 y 3 años, lo que representa cerca de 593 pericias el 2014.
  12. Más del 80% de los casos de abuso, el agresor es una persona cercana a la víctima, es decir, un conocido o familiar. De estos un 50% de los casos el agresor es un familiar cercano (Lampert, 2015).
  13. En el 95% de los casos de abuso, el agresor conocía a la víctima.
  14. El 75,1% de quienes ejercen abuso sexual son hombres (Lampert, 2015).
  15. El 75% de las víctimas de abuso sexual son niñas y un 25% niños  (Larraín & Bascuñan, 2012).
  16. Sólo 1 de cada 25 casos de abuso sexual infantil es denunciado (Fundación para la Confianza, 2015).
  17. A nivel mundial, el abuso sexual infantil ha sido considerado uno de los problemas de salud pública más graves que tiene que afrontar la sociedad y, especialmente, los niños y jóvenes (Pereda y Forns, 2007).
  18. La encuesta Nacional de Prevalencia de Violencia Intrafamiliar y Abuso Sexual (2013) arrojó que un 7,3% de los niños y niñas dicen haber sido tocado o acariciado sexualmente contra su voluntad, haber sido obligado a tocar sexualmente o a realizar alguna actividad de contenido sexual.
  19. El ingreso de  una persona que fue abusada durante su infancia es 40% menor que una persona que no fue víctima de abuso (Asociados falta de concentración y desempeño, aumenta de las licencias, ausentismo escolar).
  20. Las personas que fueron víctimas de abuso durante su infancia tienen 3.8 veces más de posibilidades de tener pensión por invalidez.
  21. El abuso sexual infantil es cualquier contacto o actividad que ocurre cuando una niña, un niño o un adolescente, en una relación de asimetría de poder, es forzado, manipulado, seducido, amenazado o confundido para involucrarse en alguna interacción sexual (FPLC).
  22. El abuso sexual infantil es un problema de abuso de poder.
  23. El abuso sexual infantil no involucra solo contacto físico,  exponer a material pornográfico o usar a niños y niñas, exponer deliberadamente los genitales a un niño o niña, exponer a un niño o niña a presenciar relaciones sexuales o abusos sexuales.
  24. Abuso sexual infantil tiene consecuencias a corto y largo plazo en distintas aristas de la vida de una persona que se pueden expresar en espacios de la sexualidad, intimidad, en lo laboral, e incluso en lo económico.
  25. Para los niños, niñas y adolescentes su familia es tan importante, que son capaces de sacrificarse, tolerar y silenciar agresiones para evitar rupturas o dolor en su familia.
  26. Muchas víctimas de abuso sexual en su infancia no rompen el silencio por miedo, vergüenza, amenazas directas o indirectas o porque dependen física, económica o afectivamente del agresor.
  27. Muchas víctimas de abuso sexual durante su infancia no rompen el silencio porque el agresor y la sociedad las hace sentir culpables.
  28. Los niños pueden presentar juego sexualizado traumático como resultado del abuso sexual, es un síntoma, no son agresores.
  29. No todos los agresores sexuales fueron víctimas de abuso sexual infantil, si de maltrato físico, psicológico o negligencia grave.
  30. No todos los niños que fueron víctimas de abuso sexual durante su infancia se transforman en agresores sexuales cuando crecen.
  31. En el abuso sexual infantil generalmente hay manipulación, abuso de confianza y coacción, engaños y amenazas. En pocas ocasiones hay fuerza física. Aunque muchas personas piensan que sólo hay abuso sexual cuando hay violencia física.
  32. Los niños/as no suelen mentir sobre temas que les avergüenzan. Si nos relatan una situación de abuso sexual debemos poner atención e investigar.
  33. El abuso sexual infantil tiene consecuencias que pueden ser muy graves, que dependen de muchas circunstancias, las cuales pueden ir desde la depresión, trastornos de la personalidad, dificultad para establecer relaciones sociales y afectivas sanas, hasta incluso el suicidio.
  34. Las personas que fueron víctimas de abuso durante su niñez, y no tuvieron la contención adecuada, tienen menor empleabilidad, mayor probabilidad de tener empleos precarios y presentan más licencias médicas.
  35. Las personas que fueron víctimas de abuso durante su niñez, y no tuvieron la contención adecuada, ganan en promedio 30% menos que lo que gana una persona que no fue víctima. (Estudio en Irlanda)
  36. El abuso sexual infantil tiene consecuencias en la vida de las personas, hay una pérdida de confianza, hay aislamiento social y miedo al sexo opuesto. También pueden desarrollar mucha rabia, expresada en violencia y/o acto sexual agresivo.
  37. Las probabilidades de divorciarse o vivir solo es mayor en las personas que fueron víctimas de abuso sexual en su infancia.
  38. La experiencia de abuso sexual infantil aumenta el riesgo de intentos e ideación suicida, así como también del uso y abuso de sustancias.
  39. La experiencia de abuso sexual infantil, se correlaciona con una mayor probabilidad de presentar problemas en la esfera de la sexualidad tales como disfunción sexual, eyaculación precoz, o en algunos casos, ansiedad sexual y promiscuidad.
  40. La experiencia de abuso sexual infantil, se correlaciona con un mayor riesgo de embarazo no deseado.
  41. La experiencia de abuso sexual infantil, se correlaciona con un mayor riesgo de obesidad y de desarrollar el Trastorno por atracón.
  42. Los niños con retraso mental sufren con mucha más frecuencia abuso sexual, especialmente en edades comprendida entre 6 y 11 años (Verdugo et al,  2001).
  43. La mayoría de las denuncias se realizan sobre sospecha y son los organismos especializados los que investigan.
  44. Los adultos responsables somos los principales garantes de derechos, por lo que tenemos la responsabilidad de denunciar.