Ayudamos a prevenir el abuso sexual infantil en organizaciones que trabajan directamente con niños, niñas y adolescentes

¿Qué es?

Es una Alianza con las organizaciones educativas a través de la cual Fundación apoya en el diagnóstica, mejora y validación de los protocolos y procesos de prevención, detección e intervención en casos de abuso sexual infantil

Una obligación ética y legal

Existe una obligación ética y legal para los colegios y jardines infantiles el contar con protocolos adecuados para evitar que ocurran abusos sexuales. Y si llegasen a ocurrir, estar preparados para detectarlos y actuar oportunamente y de la manera menos perjudicial para las posibles víctimas

La confianza lúcida

Hoy los colegios y jardines infantiles deben hacerse cargo de la lucha en contra del abuso sexual infantil. Negar la posibilidad de que ocurra un abuso puede ser tan perjudicial como creer que todos son abusadores. Por eso nuestra fundación trabaja desde el paradigma de la confianza lúcida

En la Alianza para la Confianza, nuestra fundación acompaña a los Colegios y Jardines infantiles a hacer un REVISAR, MEJORAR y VALIDAR los sistemas y protocolos para prevenir, detectar e intervenir de manera oportuna y adecuada los posibles casos de abuso sexual infantil

Tiempos: Se trata de un proceso que hace un diagnóstico y trabaja con todos los actores de la comunidad educativa. Sabiendo que cada institución tiene muchos compromisos y una agenda complicada, toma cerca de un año en total.

Etapa de diagnóstico

A través de una metodología propia de Fundación para la confianza se levanta información relevante de la calidad de los sistemas de prevención. Esto se hace con entrevistas, análisis de los documentos, revisión de espacios y verificación del registro de personas inhabilitadas para trabajar con menores de edad

Etapa de formación y mejoras

La entrega de un informe completo, con las fortalezas y debilidades del establecimiento, es seguida por una etapa de formación, donde se dan charlas de sensibilización y capacitación técnicas a los distintos actores de la comunidad educativa (profesores, directivos, auxiliares, apoderados, alumnos)

Validación

Luego de las etapas de diagnóstico, formación y mejora, se pasa a la etapa de validación de los procesos. Si esta etapa es cumplida de manera satisfactoria, se entra en la Alianza para la Confianza. El colegio cuenta con el sello de nuestra Fundación y es acompañada en sus distintos procesos para crear contextos protectores de situaciones abusivas

¿Tiene algún costo?

La alianza para la confianza es un servicio que entrega Fundación para la confianza y que tiene un costo dependiendo del establecimiento educacional.

Para esto es necesario realizar una primera reunión: contacto@paralaconfianza.com

Alianza Paso 1: evaluación de protocolos

Alianza Paso 1: evaluación de protocolos

Un equipo especializado de la Fundación revisa y evalúa los protocolos, sistemas y personas en el establecimiento en torno al abuso sexual infantil

Alianza Paso 2: Formación especializada

Alianza Paso 2: Formación especializada

Se realizan sesiones de capacitación especializada y de sensibilización en temáticas de abuso sexual y relaciones abusivas

Alianza Paso 3: acompañamiento en la mejora

Alianza Paso 3: acompañamiento en la mejora

Se acompaña al establecimiento en la aplicación de las mejoras necesarias para contar protocolos y sistemas de prevención, detección y reacción oportuna y adecuada

Alianza Paso 4: validación

Alianza Paso 4: validación

Aplicación de un método para evaluar el sistema de prevención, detección y reacción adecuada ante posibles casos de abuso sexual infantil

Las cifras de abuso sexual infantil a nivel mundial son alarmantes. Se estima que una de cada 3 niñas y uno de cada 5 niños serán víctimas de algún tipo de vulneración sexual antes de cumplir los 18 años. En Chile entre el 1ro de enero y el 31 de diciembre de 2015 se ingresaron un total de 19.193 denuncias por delitos sexuales, donde 15.044 de ésta denuncias correspondieron a víctimas menores de edad, representando un 78,39% de las denuncias (Ministerio Público, 2015).